“Los alimentos altamente procesados pueden aumentar el riesgo global de cáncer”

Una dieta con alta ingesta de alimentos altamente procesados con contenido de carbohidratos, grasas y sal, además de sobrepeso, obesidad, diabetes de tipo 2 y cardiopatía, pueden aumentar el riesgo global de cáncer y cáncer de mama, según un nuevo estudio.[1]

Los alimentos altamente procesados incluyen los productos de pastelería y repostería industrial envasados, los fideos o sopas instantáneos, las carnes reconstituidas, los alimentos congelados y los aperitivos imperecederos; las sustancias que contienen podrían ser las responsables de aumentar considerablemente el riesgo global de cáncer, señalan Mathilde Touvier, Ph. D., del Centre de Recherche Épidemiologie et Statistique Sorbonne Paris Cité, en París, Francia, y sus colaboradores.

Este equipo de investigadores explicó los resultados de un estudio prospectivo con más de 100.000 participantes de la cohorte NutriNet-Santé, publicados en versión electrónica el 14 de febrero en BMJ.

El estudio encontró que un aumento de 10% de la proporción de alimentos altamente procesados en la dieta estaba asociado a un incremento de 11% del riesgo global de cáncer (hazard ratio [HR]: 1,12; p < 0,001). Los alimentos altamente procesados incluidos en el estudio fueron los siguientes: 1) salsas y grasas altamente procesadas p = 0,002); 2) bebidas (p = 0,005); y 3) productos azucarados (p = 0,03).

Los autores advierten que “si se confirman los resultados en otras poblaciones y en otros países, esto será un indicativo de que el consumo rápidamente creciente de alimentos altamente procesados puede provocar un incremento de la incidencia de cáncer en las próximas décadas”.

También señalaron que mucha gente en todo el mundo ingiere alimentos altamente procesados. Los estudios previos que analizaron el consumo alimentario individual en Europa, Estados Unidos, Canadá, Nueva Zelanda y Brasil, indican que hasta 50% del consumo energético total diario de las personas que viven en países industrializados procede de alimentos y productos alimentarios altamente procesados.

Aumento del riesgo de cáncer de mama

Este estudio también demostró que el consumo de alimentos altamente procesados se vincula a un incremento de 12% del riesgo de desarrollar cáncer de mama (HR: 1,11; p = 0,02). Estos productos incluyen específicamente los del grupo con contenido elevado de azúcar (p = 0,006).

No había una asociación estadísticamente significativa entre consumo de alimentos muy altamente procesados e incremento del riesgo de cáncer de próstata o de cáncer colorrectal. Tampoco había una asociación estadísticamente significativa entre alimentos menos procesados y riesgo de cáncer. Este grupo de alimentos incluye verduras enlatadas, quesos y pan fresco sin envasar.

Utilizamos cookies de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestraPolítica de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies